jueves, 30 de enero de 2014

Tiempos de escasez. Los políticos (1/2).


Esta entrada amplía la discusión iniciada en la entrada Tiempos de escasez en el ámbito de la política.

La anterior entrada analizaba lo que está ocurriendo en nuestro entorno social.


LO QUE PENSAMOS QUE DEBERÍAN HACER LOS POLÍTICOS.

Todos tenemos asumido cual debería ser el papel de nuestros políticos:

Velar por la seguridad ciudadana.
  • Paz social.
  • Policía.
  • Desastres.

El cuidado de los más desfavorecidos y desprotegidos.
  • Enfermos.
  • Pobres.

La creación de un marco jurídico justo.

La construcción y mantenimiento de infraestructuras en el territorio.
  • Carreteras.
  • Electricidad.
  • Suministro
    energético.
  • Agua.

La prestación de servicios que favorezcan al pueblo.
  • Educación. Colegios y otros.
  • Sanidad. Hospitales y otros.
  • Cultura.
  • Empleo.

La creación de buenas relaciones con otras naciones.
  • Paz.
  • Relaciones culturales y económicas.
  • Cooperación para zonas menos desarrolladas.

El mantenimiento de un ejército.

Además, consideramos que la dedicación de un político en la tarea noble que le ha sido otorgada debería ser solidaria y filantrópica. También se puede expresar como que se le requiere una gestión sabia, prudente y equitativa de sus atribuciones sin deseo de enriquecimiento o favorecimiento personal o ajeno.

Nunca debemos dejar de insistir en que esta concepción que tenemos actualmente de la política en occidente está muy influenciada por nuestra herencia judeocristiana.

De hecho, William Wilberforce fue uno de esos políticos que llevó la vivencia de su fe cristiana a la política y consiguió la abolición de la esclavitud, entre otras muchas actividades siempre encaminadas al bienestar de la sociedad. Es recomendable visitar la entrada en este mismo blog dedicada a él.


________________________________________________________________


VEAMOS QUÉ DICE LA BIBLIA.
El antiguo Israel era gobernado por una teocracia. Era Dios mismo el que dirigía al pueblo y dictaba las ordenanzas que debían cumplirse. Como ejemplo del grandísimo avance que esto confirió a Israel frente a las naciones de alrededor


Deuteronomio 4: 5-9.
Moisés está hablando a la gente, justo antes de entrar a la tierra prometida.


Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella. Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque ésta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta.

Porque, ¿qué nación grande hay que tenga dioses tan cercanos a ellos como lo está Jehová nuestro Dios en todo cuanto le pedimos?. Y, ¿qué nación grande hay que tenga estatutos y juicios justos como es toda esta ley que yo pongo hoy delante de vosotros?.

Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos.


Ahora no es el momento de mostrarlo, pero esas leyes eran justas y protegían a los más desfavorecidos.

Incluso vemos que otros países que no tienen la cultura cristiana (digamos países árabes, orientales y africanos) están pidiendo a sus dirigentes que adopten la cosmovisión política enunciada en el cuadro de arriba.

________________________________________________________________ 

REQUISITOS DE LOS GOBERNANTES.

Posteriormente, Israel pidió un rey a Dios. Deseaban algo visible. Y Dios les dio el perfil que un gobernante justo debía tener.


Deuteronomio 17: 14-20.


Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da, y tomes posesión de ella y la habites, y digas: pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti al que Jehová tu Dios escogiere; de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti; no podrás poner sobre ti a hombre extranjero, que no sea tu hermano.

Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca por este camino. Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe; ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia.

Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra; para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra; a fin de que prolongue sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel.


Lo que se demanda a un gobernante es:

Requisitos personales.
  • Los gobernantes que tenemos están puestos por Dios. O al menos, permite que estén ahí.
  • Debe ser un natural del país. No debe ser un extranjero.

 Requisitos negativos.
  • No debe tener la intención de entrar en guerra o de mantener un estilo de vida demasiado alto (no aumentar caballos).
  • Cuando sean asuntos que puedan perjudicar al pueblo de alguna forma, no hará alianzas con otras naciones (volverse a Egipto).
  • No debe vivir sensualmente ni practicar el libertinaje sexual.
  • No debe enriquecerse, y menos aún ilícitamente.

 Requisitos de prudencia.
  • La ley estará siempre delante de su vista. La Biblia es la mejor guía.
  • Debe tener una relación con Dios.
  • Debe cumplir con la ley.

 Beneficios cuando el gobernante guarda aquellos requisitos.
  • Nunca considerará a los demás como inferiores.
  • No quebrantará la ley.
  • Su gobierno será duradero.
  • Sus sucesores disfrutarán de la buena herencia entregada.

Pues no fue así. Hubo demasiados reyes que no dieron la talla y se dejaron corromper.

Esta última frase será analizada en la entrada (2/2).


lunes, 27 de enero de 2014

¿Cómo vive un cristiano su trabajo?. (1/10)



Los  puestos de trabajo son los mejores escaparates para exhibir el carácter de una persona. Nos pasamos entre 8 y 10 horas diarias conviviendo con personas y enfrentando situaciones que jamás en ningún otro contexto familiar o social experimentaríamos.


En mi trabajo se descubre lo que soy.


Ocho horas con personas con las cuales no somos afines o no se comparten ciertas visiones del trabajo, de la vida o de la familia. Cosmovisiones diferentes, trasfondos diferentes. Somos personas de distintas “velocidades”, unas más dinámicas y otras más reflexivas. A veces, con soluciones antagónicas para un mismo problema.

Ocho horas en medio de circunstancias agobiantes. La recepción de un subproducto con una tara y que un compañero ha dejado pasar, no encajar en el equipo ya constituido, una mala consideración por parte de los superiores. En este punto recomiendo ver la antigua entrada “Tú, ¿qué harías?. Casos difíciles”.

_________________________________________________________ 


Mi actitud.

Un antiguo jefe que tuve en Tecnove me dijo que en el trabajo es donde mejor se conoce a las personas. No en vano pasamos la mayor parte del día compartiendo tiempo, ideas y decisiones.

Demasiado tiempo juntos con la careta puesta.

Necesariamente, e inexorablemente, nuestros caracteres y personalidades van a salir a relucir. Saltarán a la palestra para que todo el mundo lo pueda ver. Se puede mantener una imagen en una cena con amigos, mientras vemos un partido de fútbol o recordamos viejos tiempos de juventud.

Pero en nuestros puestos de trabajo … ¡ah!, eso es otra cosa. Las presiones laborales y las relaciones personales van a poner a prueba nuestra moral y nuestra ética, esas que tantas veces hemos puesto por delante y de las cuales hemos alardeado de ellas en compañía de amigos y en un ambiente agradable o neutro.

En una empresa, al mentiroso lo vamos a calar enseguida, al “trepa” vamos a intentar cortarle las alas, al perezoso lo vamos a ver arrastrando los pies por el taller, el listillo va a estar inventando excusas, …, al constante y diligente vamos a ver que acaba los trabajos encargados, al leal lo veremos anteponiendo los intereses de la empresa a sus propios intereses laborales. Sería interesante visitar una entrada que se hizo hace tiempo, de lo que busca un empleador.

_________________________________________________________  


El cristiano.

El que se dice cristiano debe vivir como Cristo vivió. Es un discípulo de Cristo.

Esto implica la adquisición de unos valores morales y una conducta ética que en nuestros tiempos parecen una utopía. En nuestra España, con la riqueza de una herencia cultural judeo-cristiana, entendemos con sombras lo que significa esto. En nuestros puestos laborales lo podríamos traducir por una conducta íntegra, honrada, fiel, … ¿Se nos ocurren más epítetos, o estamos perdiendo esa sensibilidad espiritual?.

Aún así, resulta muy difícil el mantenimiento de tal estilo de vida. Y preservarse limpio. Se trata de una tarea sobrehumana para la cual nadie está capacitado.

Yo estoy en ello. Y ruego a los que me conozcan que juzguen si estoy por buen camino o no. No pretendo haber alcanzado ese ideal que todos tenemos en mente, pero me encamino a ello.

Filipenses 3: 13, 14.
(Habla el apóstol Pablo) Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

Tengo una ayuda inestimable en esta tarea.

_________________________________________________________ 


Mi garantía.

Hace tiempo conocí el evangelio. La Biblia dice que en ese momento el Espíritu Santo entró en mi vida y comenzó una obra de arquitectura conmigo.

Filipenses 1: 6.
(Habla el apóstol Pablo) Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en vosotros la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.

Él se está manifestando en mi vida y está produciendo un fruto que sale hacia fuera, para que los demás lo vean. Si antes se ha apuntado que este comportamiento y esta actitud frente al trabajo son una tarea sobrehumana, la asistencia sobrenatural que Dios brinda posibilita que los cristianos que se sujetan a Él puedan vivir de esa forma.

Gálatas 5: 22, 23.
En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.

Y los que me conocen son los que se darán cuenta de si de verdad estoy viviendo como discípulo de Cristo aún en medio de las circunstancias adversas del entorno laboral. O simplemente soy otro religioso más, practicando otra religión vacía.

Por otra parte, si estas manifestaciones se producen en los cristianos, se trata de una prueba a todos de que Dios se acerca a las personas y nuestras circunstancias. Dios está con nosotros tendiendo su mano para que todos lo conozcamos y entablemos una relación con Él.

Las próximas entradas analizarán cual es la influencia de cada una de estas manifestaciones del fruto del Espíritu en las tareas cotidianas de nuestros trabajos. Probablemente habrá referencias a mi propia experiencia acerca de la paz, el dominio propio, el amor, …




martes, 21 de enero de 2014

El impacto ambiental de nuestro trabajo (1/2).


La actividad fabril, investigadora o comercial supone siempre un impacto ambiental que debe ser evaluado.


Recursos naturales.

El uso de los recursos naturales de los cuales disponemos para su uso y manipulación están sujetos a la capacidad humana. El propósito de esta entrada no está en analizar lo que ya todos sabemos, sino simplemente describir como ejercemos ese dominio:

Esquilmamos los recursos naturales.

  • Hidrocarburos.
  • Bosques.
  • Ríos y agua potable.

Contaminación del ambiente.

  • Incendios.
  • Falta de repoblación del suelo vegetal.
  • Erosión.
Mal uso de las leyes naturales.
  • Fenómenos radiactivos.
  • Desvío de ríos y anegación de terrenos.
  • Desertización.


Reino animal.

El reino animal también está sujeto a la influencia del hombre. Esto además lleva consigo un ensañamiento contra los sentimientos de los animales.

Maltrato.
  • Muerte.
  • Hambre.
Desprecio por la vida de otros seres indefensos.
  • Mascotas desatendidas.
  • Abandono.
  • Persecución y extinción.
Experimentación dolosa.
  • Mutaciones.
  • Enfermedades.


Reino vegetal.

Tampoco las plantas se libran de la influencia.

La modificación genética contra natura.
  • Enfermedades o muerte para algunos animales que se alimenten de ellas.
  • Propagación artificial de un tipo de planta, en detrimento de otras.
Cultivos a gran escala. Cierto que son aptos para la erradicación del hambre, pero
  • Desplazamiento de otras especies.
  • Campos de golf. Es necesario matar todas las otras especies vegetales y animales que habitan ese territorio.

Conclusión.

Es un panorama muy sombrío. La concienciación y un uso responsable mitigarían el sufrimiento de la naturaleza contra la acción humana. Nos corresponde conocer cuál es la relación que une al hombre y la naturaleza.




Lo que dice la Biblia.


Génesis 1: 26-31.


Entonces dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que de semilla; os serán para comer. Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y  a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así.
Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.



¿Qué aprendemos?.

En el plan original de Dios estaba que la humanidad sería hombre y mujer. Ambos, juntos, debían cuidar de la parcela que se les encarga, el planeta Tierra. Este cuidado debía ser realizado como Dios mismo hubiera hecho. En este sentido, los teólogos hablan del hombre (entendido como humanidad, hombre y mujer) como el gobernador de Dios en la creación.

Sojuzgar la tierra. Esta orden implica su cuidado, el aprovechamiento de sus recursos naturales, el desarrollo de la tierra, el aprendizaje y aplicación de las leyes naturales, el conocimiento íntimo de la creación.

Señorear en los peces, aves y bestias. Como antes, implica su cuidado, domesticación, aprendizaje de su naturaleza y el establecimiento de una relación con ellos.

Plantas, semillas y árboles. Dados por Dios para el desarrollo del cuerpo humano y de los seres bajo su jurisdicción. El adorno y la sensibilidad estética también juegan su papel.

El trabajo que debía realizar el hombre era bueno, según consideración de Dios. Por desgracia, vemos que esto no es así.


En la Biblia hay una promesa, a todo lo largo de ella, de unos cielos nuevos y una tierra nueva, creada y mantenida directamente por Dios.



jueves, 16 de enero de 2014

¡Disfrutar del trabajo!!!.


El disfrute del trabajo es un bien poco considerado y raro de encontrar.





¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?. Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él. Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.


El Predicador (en nuestros días, diríamos el conferenciante) enfatiza la dimensión espiritual del ser humano y de todo lo que realiza. También enlaza las tareas y la vida cotidiana con esa trascendencia que todo ser humano posee. ¿Es posible que el trabajo sea algo mundano o inferior a lo espiritual?.

Cuando se conectan las actividades diarias con la trascendencia de Dios, el resultado es que tenemos un plan perfecto para que el hombre se desarrolle y que Dios pueda ser reconocido como un ingeniero perfecto.

  • Dios ha dispuesto el mundo que vivimos para que el ser humano no esté inactivo. Tenemos un mundo creado por Dios en el que no podemos, no queremos ni sabemos estar parados.
  • El fin de las tareas en que nos ocupamos debe ser algo bueno. Al menos, ese es el objetivo de Dios cuando diseñó la creación.
  • Además, esas actividades deberían satisfacer el ser interior del hombre, lo que en nuestros días llamamos la realización personal. No hay que confundirlo con la paz interior que solamente puede dar.
  • El fruto de la actividad de cada ser humano debería repercutir en el propio trabajador. Debe “gozar el bien de toda su labor”. Cuando no es así, se corrompe el plan de Dios y se produce una separación entre el hombre y la actividad que realiza.



PRECAUCIONES.

Lo que se apunta más arriba no debe dar lugar a ser negligente con otras áreas de la vida que deben ocupar legítimamente nuestras fuerzas e intereses. La referencia se hace para que el matrimonio siga fortaleciéndose cada día y para que nuestros hijos vean en nosotros un modelo equilibrado, para que nuestra relación con Dios no se vea perjudicada, para que la amistad con otras personas no sufra, y otras relaciones y actividades.






Me levanto, trabajo hasta tarde y salgo a las 10 de la noche con un humor de perros.



APÉNDICE.

El Eclesiastés es uno de los libros poéticos de la Biblia.


Es el libro del kohelet, probablemente derivado de la palabra kahalque tiene sentido de comunidad, asamblea.
Eclesiastés enfrenta el problema de la existencia y su sentido fundamental. El autor, mediante una dura crítica de la realidad vivida, descubre la necedad y frustración de la existencia humana que sólo puede resolverse en su conclusión final mirando a Dios.


(Trasfondo del Antiguo Testamento, 10.5.5 Eclesiastés).


La expresión que más llama la atención es la de “vanidad de vanidades, todo es vanidad”, haciendo referencia a todo lo que se realiza y ocurre “bajo el sol”. Cuando solamente se mira lo que está a la vista, con las expectativas puestas en esta vida, solamente queda un sentimiento de vacío, de vanidad de vanidades.

El autor pone las cosas en su perspectiva adecuada cuando en el capítulo 12 empieza a mirar desde el punto de vista de la eternidad. Se da cuenta de lo valioso que es lo que se realiza y ocurre en la “bajo el sol” cuando se conecta con la trascendencia divina.




Eclesiastés 12: 9-14.


Además de ser sabio, el Maestro impartió conocimientos a la gente. Ponderó, investigó y ordenó muchísimos proverbios. Procuró también hallar las palabras más adecuadas y escribirlas con honradez y veracidad.

Las palabras de los sabios son como aguijones. Como clavos bien puestos son sus colecciones de dichos, dados por un solo pastor. Además de ellas, hijo mío, ten presente que el hacer muchos libros es algo interminable y que el mucho leer causa fatiga. El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme, pues, a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre. Pues Dios juzgará toda obra, buena o mala, aun la realizada en secreto.



Para comprar una Biblia, la Librería el Renuevo me ofrece mucha confianza.




lunes, 13 de enero de 2014

El salmo 23 en el mundo laboral (5/7).


El salmo 23, versículo 3b. Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

El liderazgo de Dios nunca, nunca hará que contradigamos su voluntad, según está revelada en la Biblia. Tampoco nos dará nunca un principio para los negocios que no podamos guardar. Nuestro popular taller "Negocios según el Libro" enseña muchos principios bíblicos sobre como hacer negocios como cristiano para asegurar que siempre transitamos por caminos correctos.

Nuestro principal propósito en los negocios está mejor formulado en la Confesión de Westminster: "Cuál es el fin principal de el ser humano? El fin principal de el ser humano es glorificar a Dios y gozar de él para siempre". Mi fin es glorificar a Dios. Esto significa que Él recibe el crédito, que su reputación se mantiene firme, que Su buen nombre y carácter se mantienen intactos en el mercado laboral mientras yo, que llevo el nombre de "cristiano", realizo mis tareas profesionales. Y también puedo "disfrutarlo para siempre". Disfruto de su actividad en y durante mi actividad, dándome cuente de Dios en mi trabajo en cada departamento de la empresa y disfrutando su provisión supernatural.

En el salmo 32: 8, David repite una promesa de Dios, que dice: "te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos". Cuando enfrentamos una decisión acerca de una línea de producto, la ruptura de un acuerdo de colaboración, alza de precios o lo que sea, ... reclamo esa promesa.

Traducido de Peter Briscoe's space.






En cualquier trabajo es difícil actuar correctamente. Más difícil aún es actuar según la propia conciencia. Pero hacerlo según la justicia de Dios, es imposible.
Dios capacita a los que han creído para actuar como Jesús lo hubiera hecho.

Cristo es nuestra justicia.







De todos es sabido lo fácil que es tomar una mala decisión. E incluso estar convencido de que esa decisión es justa.

No tenemos una guía segura. En ningún momento.

El único que puede conducirnos en la toma de decisiones es Dios. Y lo hará de forma que su fama aumente.

Nuestra justicia es Jesucristo. Él es el que ha conseguido la paz entre Dios y los hombres que desean el perdón. Si Jesús no hubiera pagado la condena, la justicia seguiría demandando ser satisfecha.

Cristo es nuestra justicia.

Y Él es el camino por el que debemos andar, por amor de su Hijo, Jesucristo.





Algunos enlaces de esta entrada:
Business by the book.
Confesión de fe de Westminster.


lunes, 6 de enero de 2014

Un lenguaje profesional común.


En las transacciones comerciales, las interacciones profesionales y el diseño y ejecución de proyectos es necesario un lenguaje común para alcanzar un entendimiento.


En nuestros días, en la zona de occidente y territorios de su influencia, el idioma utilizado es el inglés. Está recibiendo muchas aportaciones de otros idiomas que se incorporan al vocabulario.

Las palabras acabadas en –age, como “sabotaje” son préstamos del francés.
Las palabras incorporadas desde México y Latinoamérica.

En el lenguaje culinario, las voces varían desde los exóticos vocablos orientales, hasta las adecuaciones de los dialectos indígenas de Sudamérica, pasando por algunas palabras africanas.

Comparación con otros idiomas.
Mientras que el idioma español tiene unas 120000 palabras, el inglés posee unas 500000, debido justamente a este permeabilidad en ambos sentidos que está sufriendo mundialmente. 
El comercio, el turismo, los intercambios tecnológicos están moldeando un idioma que ha impuesto una supremacía en ambos sentidos: recibe vocablos y los exporta a otros idiomas. La siguiente tabla es muy ilustrativa.

Palabra francesa
Galicismo
Palabra inglesa
Boeuf
Beef
Cow
Porc
Pork
Pig
Sabotage
Sabotage
(Hindrance)

Efectos positivos.
Un idioma común favorece todas estas tareas. En el campo de la ingeniería, de la producción, de la instalación y el mantenimiento es mucho más fácil el intercambio de conocimientos y la confección de normativa que regula estas actividades.

  1. ¿Cuántas veces hemos buscado información acerca de algún tema, y únicamente la hemos encontrado en inglés?. No hay que aclarar que la referencia es a los manuales, fichas técnicas, descripción de técnicas o información específica.
  2. Otro efecto positivo lo encontramos en los diálogos y conversaciones entre personas de diferentes naciones con distintos lenguajes.
  3. Otro efecto positivo es la apertura de la mente a otras culturas y formas de expresión y pensamiento que en nuestro idioma nos están vedados. Los que dominan un idioma extranjero a veces se han encontrado con que la expresión de un concepto es más fácil en ese idioma que en el propio idioma materno.

Efectos negativos de un idioma común.

  1. También tiene sus efectos negativos. Los idiomas ejercen de barrera para el traspaso de vicios o costumbre dañinas de una sociedad a otra. Con un idioma común, está frontera se debilita. Como ejemplo, podemos ver en España el auge de ciertas costumbres importadas de EEUU que no son beneficiosas para la mentalidad española.
  2. Otro efecto negativo sería la distinción, ya insertado en nuestro idioma castellano como "snobismo".Algunos presumen del dominio de un idioma extranjero, en este caso el inglés.
  3. Debemos reseñar también la discriminación negativa que reciben los que no conocen estos idiomas comunes, muchas veces a consecuencia de las necesidades de las tareas comerciales, ingenieriles o de explotación.
  4. Otro efecto negativo es la sustitución de palabras autóctonas por las importadas de ese lenguaje comercial. Algunos ejemplos:

  • Know-how por saber hacer.
  • Marketing por mercadotecnia.
  • Manager por responsable o ejecutivo.
  • Stándar por norma, normalizado, normalización.
  • Stock por existencias.


¿Un idioma común en la Biblia?.


En la Biblia, el Nuevo Testamento fue escrito en griego; mientras que el Antiguo Testamento fue escrito en hebreo y alguna parte en arameo.
El griego “koiné” era el idioma más extendido en la zona oriental del imperio romano, lo que facilitó la extensión del evangelio por todo el imperio (y gracias también a las calzadas romanas).
Esto no quiere decir que las lenguas locales y tribales estuvieran extintas, sino que ambos idiomas, el local y el griego vehicular convivían juntos.
Regionalmente, Judea, Samaria, Siria, … hablaban arameo. Este idioma, emparentado con el hebreo, había desplazado a este último en la vida diaria de las personas. Jesús, siendo judío, también hablaba arameo.

En el Antiguo Testamento, el idioma de redacción fue el hebreo, mayoritariamente. Hay algunas pequeñas partes escritas en arameo, que corresponden sobre todo a la transferencia de cartas entre los judíos que retornaron del exilio y los funcionarios en la corte de Babilonia.